sábado, 14 de marzo de 2015

En el tiempo de las mariposas, Julia Álvarez

La historia de las hermanas Mirabal me causó gran impacto la primera vez que la escuché, no sé bien si por la brutalidad de sus muertes o por el ícono de lucha en el que se convirtieron. En cualquier caso, no es poco. Ambos temas -la violencia de género y el fenómeno de las dictaduras en América Latina- son penosos de abordar pero ambos me interesan de momento, en particular vistos bajo el género de la ficción histórica. El libro comienza por el presente de la ya madura Dedé, cuyas memorias se remontan a la infancia de las hermanas y de allí la novela continúa en el orden cronológico de los hechos. Cada capítulo está narrado en primera persona por cada una de las Mirabal.

Curiosamente la desmitificación que intenta Álvarez de estas heroínas las hace más preciosas al colectivo, en cuanto les da una dimensión humana que las acerca al lector. Álvarez ha sabido darle a cada una de las hermanas su propia voz y su propia simbología: Minerva se manifiesta a través de sus escritos como una mujer decidida a pelear por sus ideales. Mate, retratada como una romántica, también se expresa a través de la palabra escrita en su diario, que sirve de confidente e intermediario entre la experiencia vivida y el proceso consciente, en particular sobre el duro episodio de las torturas. Patria y Dedé se sirven de la oralidad para contar su historia; la primera da testimonio del horror que presencia el pueblo dominicano, la segunda representa la fuerza del instinto de conservación. Las cuatro son mujeres que padecen -además de la incertidumbre y miedo ante la situación política- decepciones amorosas, nostalgia por la infancia, ansiedad por el destino de sus hijos y toda una gama de sentimientos que las hace verídicas, alcanzables para el lector.

A mi parecer el mayor logro del libro es rendirle un bello y justo homenaje a Dedé, la única que vivió para contarlo. La carga de tristeza y culpa, lo absurdo de su pérdida, su rol como madre de los huérfanos dejados por sus hermanas, como única hija de una madre en permanente duelo, y como guardiana de la memoria, son aspectos verdaderamente conmovedores en la novela. Y tomando en cuenta las dimensiones monumentales de este capítulo en la República Dominicana y quizá América Latina, el logro no es poco.

17 comentarios:

  1. Desconocía esta historia pero recurriendo al Profesor Google me he puesto medianamente al tanto... quiero ese libro.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La maravilla de la tecnología :)

      Saludos!

      Eliminar
  2. Muy interesante Taty, lo buscare.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. es la segunda vez que leo una historia relacionado con lo político y social originado en república dominicana. primero fue con "la fiesta del chivo" de vargas llosa y ahora referido a las hermanas mirabal. sí que las dictaduras son terribles, allí y en cualquier lugar del orbe.

    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Draco, para este año estoy bastante dedicada a la literatura latinoamericana. La fiesta del chivo está en la lista, y de paso me estreno con la ficción de Vargas Llosa.

      Un abrazo!

      Eliminar
  4. La lucha de las mujeres por trascender en la vida y no ser meras espectadoras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajá, Malque, mi curiosidad es, cuántas hay por ahí que no han sido reconocidas aún.

      Beso!

      Eliminar
  5. Desconozco la historia de las hermanas Mirabal, pero ahora quiero saber de qué se trata...

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bien dura, pero qué legado para los que luchan.

      Abrazo!

      Eliminar
  6. justo eso... cuantas mujeres desaparecieron sin rastro luchando por algo en que creían o tenían fe
    cúantas son recordadas realmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te encuentras con alguna otra heroína, porfa avísame. Estoy interesada :)

      Besos.

      Eliminar
  7. Me paso como otras veces, que no he leído el libro, pero me inquieta tu reseña. Seguramente es algo para poner en la lista de lecturas pendientes.

    Saludos muchos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Si esa es la historia de nunca acabar andando por los blogs! A cada rato me encuentro comentarios sobre libros que aún no leo :o

      Hace falta pasar por muchas vidas para poder leerlos todos!

      Besísimos, que pases buena semana.

      Eliminar
  8. Great blog♥

    How about follow each other?
    I follow your blog. Waiting for you♥
    My Blog: http://juliemcqueen.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Que interesante tu reseña, amiga, no sabia de este caso en concreto, se asemeja a los que padecemos en general en América Latina, el absoluto desprecio por la vida humana, por los derechos de cada ser...
    Besos, querida Taty

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente por eso me interesa; me parece que es un mal común que todavía no se acaba.

      Besos!

      Eliminar