domingo, 11 de enero de 2015

temores

esta tarde le tengo miedo
a la orfandad de mis huellas sueltas
el delirio
los versos que un día encontraron al otro
y le dieron
no sé cómo
las llaves del laberinto

hoy le temo a la falta de alas
las puertas
abiertas al precipicio
la trampa de la memoria

no quiero ser el odio
de un cuerpo de antaño

mis formas ya no son

la cuestión es saber
cómo dejar a las noches en sus tumbas
olvidar el eco de sus sombras

temo buscarme el nombre
un día lo encontraré entre las piedras
lleno de musgo
cubierto de hiedras.

28 comentarios:

  1. La fragmentación del tiempo de uno mismo puede conducir a momentos como este, en los que uno se desperdiga por esos pasillos, fríos y oscuros, sin saber si dar el siguiente paso o esperar, o darse la vuelta. Lo bueno de ti es que haces poesía de ello, ya quisiéramos muchos poder lograrlo.

    Un abrazo querida taty. Y feliz comienzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has resumido de manera muy certera el centro del asunto: la propia fragmentación. Hacer poesía es una manera de preguntar, me parece :)

      Abrazos, muchos.

      Eliminar
  2. La ignorancia nunca en buena, mucho menos si se refiere a que no nos conocemos a nosotros mismos. Si el nombre está entre el musgo, mejor conocerlo, para poder cambiarlo si no es el correcto.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pero no nos pasa, que nos desconocemos en un momento u otro? El musgo está en otro tiempo, en el futuro, y ese es precisamente el temor. Veremos.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Ya pensé que había perdido este lugar...menos mal!!
    mis formas ya no son
    tampoco.
    Año nuevo mudanza blog...tiene que ser redondo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dana, creo que nos desconenctamos por unas semanas :o

      Ya estamos aquí. Nos leemos.

      Un beso!

      Eliminar
  4. Las epífitas no buscan la tierra. Se agarran a un soporte natural,sorben agua, cuando se deslizan por la corteza de los árboles y las ramas y al final son bonitas. Como la hiedra o las orquídeas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vegetación es sí muy linda, pero si cubre un nombre, entonces ese nombre ha estado durmiendo por mucho tiempo, ¡hora de que se despierte! :)

      Besos.

      Eliminar
  5. Tristemente, creo que estoy en medio de esa calle: la de la apatía y el desinterés...solo que me resisto a que pinte todas las fachadas de la calle. Me gustaron tus versos. Gracias por tu lectura y un abrazo :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay días de sol y días de sombra y creo que le hablan un idioma claroa cada persona: es cuestión de escuchar y a veces simplemente aceptar :)

      Abrazos!

      Eliminar
  6. Planteaste dos temas que dan para temer. Las puertas abiertas al principio y la falta de alas, la gran pesadilla de Maléfica.
    Tus palabras saben describir bien los temores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demiurgo, gracias por tus palabras. A mí la historia de Maléfica me gustó mucho. Siempre la moneda tiene dos caras, ¿no?

      Un abrazo!

      Eliminar
  7. Pero lo encontraste y es lo que vale.

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bue...no, eso todavía me lo cuestiono :)

      Besos!

      Eliminar
  8. Hola Taty! gracias por pasar por mi blog, a mí también me gusta mucho el género epistolar, me alegra que te gustara la carta, es real.
    Yo también llevaba tiempo sin pasar por acá, lo estuve haciendo hace poco, leí varias entradas y no me acuerdo si te comenté o no, ya que me puse al día con varios de mis blogs favoritos y eso, me perdí en alguna parte. Pero te leí :) me gusta, y este poema es precioso.
    Me gusta cómo te las ingenias para escribir algo tan lindo que contenga la palabra temor.
    Besos! y hasta más ver :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M.C., ando como tú, tratando de ponerme al día con los blogs y ya me confunde mi andar. Me alegra mucho verte por aquí. Ya nos seguiremos los textos.

      Por ahora un beso grande y gracias por tus palabras!

      Eliminar
  9. Me encanta esta entrada, Taty!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa, bienvenida!

      Un abrazo :)

      Eliminar
  10. Buenas tardes, he tropezado con tu blog por casualidad y he leído este magnífico poema. Me ha gustado mucho, un saludo. Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Gema y bienvenida a mi espacio.

      Un abrazo!

      Eliminar
  11. Hay un momento en el que todos tenemos miedo, Taty.
    Muy bueno.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, Humberto. Yo escribo nada más a ver si la invocación consigue el exorcismo :o

      Gracias por pasar, es un placer verte por aquí. Besos!

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Gracias por pasar y comentar Pitt Tristán. Bienvenido :)

      Eliminar
  13. Hola taty, espero que todo este bien, espero tu siguiente post :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Beatriz querida por pasar y preguntar. Todo está bien, solamente estoy pasando por una etapa muy ocupada que por lo que veo se queda por algunos meses :o el blog continuará, sólo que no estaré publicando al ritmo usual.

      Besísimos y que tengas una feliz semana!

      Eliminar
  14. Entre las piedras, esperando brindar respuestas... Un poco adormecido pero impregnado de esencia..

    Muy bello.

    Un abrazo de luz ✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Athenea, gracias por pasar y además dejarme un comentario tan dulce.

      El abrazo va de vuelta :)

      Eliminar