jueves, 11 de diciembre de 2014

Primavera Sombría, Unica Zürn

Leer esta historia es saltar al vacío con los ojos cerrados. El vértigo de la caída es sostenido y no por ello hay sosiego. Se sabe que el resultado final es inevitable, pero no es posible calcular qué tan fuerte será el golpe.

Las revelaciones que nos hace la niña de doce años no alcanzan a ser tan escalofriantes como la frialdad con que las narra. Hay casi un desdobalmiento: una niña siente, descubre, rechaza o acepta, se burla y odia; la otra observa en la distancia y toma nota con indiferencia casi médica.

La naturaleza del tema es también compleja. El despertar sexual, ¿es una experiencia que nos da o nos quita? Unica Zürn presenta los polos del placer y el dolor -tanto físico como mental- con todos sus colores, dejando poco o nada a la imaginación y esta intensidad de sentimiento resulta enceguecedora. Es verdaderamente difícil responder al planteamiento de Zürn sin tener que revelarme a mí misma: me parece que, en una especie de metadiscurso, hay una provocación tácita de parte de la autora hacia el lector: "¿te atreves?", o más bien, "¡a que no te atreves!"

Siendo la inciación y las fantasías sexuales experiencias tan íntimas, habrá una gama muy amplia de interpretación del libro. Una vez más me parece que hay cierta invitación al reto: la manera explícita, casi agresiva, en que la autora aborda el tema se superpone a la reacción del individuo, celoso de resguardar su espacio más oculto, tal vez más temido. Ha sido una manera brillante de tocar un tema universal y asegurarse una gama inimaginable de colores como respuesta.

A pesar del sentimiento de aprehensión, me voy a hacer con El hombre jazmín apenas pueda. La locura, después de todo, tiene un negro encanto.

Para el reto Escritoras Únicas.

14 comentarios:

  1. el despertar sexual a veces parecierema en el que todo debe ser como te lodicen los libros o la amiga esa que con tejo de autoridad te pretende guiar como en manual para que todo salga como se debe. recuerdo haber leído el amante y las edades de lulú... a pesar de tener el prejuicio que era una lectura con esos tintes creo que salí librada de el lenguaje y hasta comprender la intención...

    tal vez este me lo apunte y es que tu primera línea me ha resultado muy inquietante casi tanto como cuando decides tener sexo con alguien o saltar en paracaidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, yo me acerqué al libro con cierto cuidado a raíz de los comentarios que había leído, y en efecto, no tiene nada que ver con la literatura a la que mencionas, la de la amiga desenfada que te cuenta y todo aquello. Curiosamente no hay nada de pueril en la manera que Zürn aborda el tema y eso es lo que lo hace tan inquietante.

      Por otra parte, Las edades de Lulú está entre mis pendientes.

      Un beso!

      Eliminar
  2. Este libro se me quedó enquistado un tiempo largo entre muchas sensaciones, una de esas lecturas capaces de tocar resortes, el componente autobiográfico estremece. Si te digo la verdad he estado por leer El hombre jazmin ya alguna vez pero no me he visto para ello. Me produce mucho respeto todo lo que se relaciona con alteraciones psicológicas como la suya.
    Gracias por sumarte al reto y a Zürn sobre todo;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú, esta fue una gran recomendación, y a pesar de la inquietud y el enquistamiento, como lo pones tú tan acertadamente, me alegra mucho haberlo leído. Es uno de esos libros que se quedan por un largo tiempo.

      Besitos!

      Eliminar
  3. Mi dulce Taty, no sé si me atrevería a leerlo. Creo que siento un respeto infinito ante la delicadeza y sensibilidad de la pubertad que comienza y no quiero ni que el aire lo le suspire..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tecla querida, el libro es delicado y sensible en su prosa, pero el contenido es un vendaval que derrumba los castillos de naipes que nos hemos hecho sobre el despertar sexual femenino. Confieso que no es una lectura fácil :o

      Besos.

      Eliminar
  4. Esta historia me impone, no creo que sucumba.
    Un besin

    ResponderEliminar
  5. El tema es complicado, muy certeras tus palabras, hay una polaridad, la oura inocencia, el despertar crudo de los instintos, leemos muy parecido tú y yo, ve a por Lispector, ojalá tuviera claro qué libro recomendarte conociéndote tan bien como te conozco como lectora pero la verdad es que eres la persona más difícil....

    El hombre jazmín es otra maravilla, si lees francés, léelo en frances, la edición de Siruela quita datos relevantes. Preguntamos a la editorial por qué aunque obtuvimos la callada por respuesta, en fin... Creo que hay un texto íntegro publicado en español, cuestión de buscar. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yossi, ha pasado un tiempo y a lo mejor no recuerdas, pero en algún momento hablamos de Lispector y me recomendaste comenzar con Cerca del corazón salvaje, que la tengo en mi estante ahora :)

      Hablamos también de Zurn y el problema con Siruela; ahora tendré que ponerme a buscar una edición completa en español, porque mi francés está prácticamente en el olvido :o

      Gracias por tus recomendaciones, sabes que las sigo de cerca. Un beso!

      Eliminar
  6. Un tema muy complejo que no logro superar.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malque, es que no es nada fácil.

      Besitos.

      Eliminar
  7. Me acaban de entrar una ganas increíbles de leer este libro por tu descripción del mismo. Considero que puede llegar a ser revelador en muchos sentidos, explorar rincones que nunca habíamos llegado a plantearnos y darnos otra perspectiva sobre ese tiempo pasado en el que comenzó todo ese despertar. El sabor de boca con el que uno se quede después de leerlo, por tus palabras y los comentarios de otros blogueros parece que puede ser algo amargo, pero... Aunque la curiosidad mate al gato, aún le quedan seis vidas.
    Todo el tema sexual para mí se merece un gran respeto; los primeros contactos sexuales creo que en gran medida determinarán nuestros posteriores pasos y unas experiencias negativas pueden marcar al individuo de manera significativa. Ver la transición de la inocencia a este amplio (y complejo) mundo con los ojos de quien ya ha pasado todo este periodo seguramente resulta muy interesante.
    Un beso, Taty.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, probablemente lo que le da tanta inquietud al libro es, más que las revelaciones hechas, la manera en que la experiencia buca hacer eco en el lector: es inevitable referirse a la propia experiencia y eso tiene un impacto tremendo que francamente no tengo palabras para explicar. Es una lectura dura que no sé si me atrevería a repetir, pero se queda y se queda en el subconsciente, nos hace de algún modo vulnerables. En fin. Me alegra que quieras ir por el libro a raíz de lo que he descrito.

      Bienvenida al blog :)

      Abrazos!

      Eliminar